Agreed

This website uses cookies to give you the best shopping experience. If you continue to use our services, we will assume that you agree to the use of such cookies.

Vinos de lujo

Vinos de lujo

Seguramente todos hemos pensado alguna vez que el precio de un producto precede su calidad. A menudo nos topamos con esta situación en el día a día en innumerables productos ya sea para alimentación, automóviles, tecnología, siempre habrán productos que varíen mucho de precio de otros que aparentemente son idénticos.

La verdad, es que con los vinos ocurre algo similar. Para la gente no experta y los que recientemente se introducen en el arte del vino, puede parecer una locura la cantidad de oferta que existe en el mercado al igual que las grandes variaciones de precios que hay entre los distintos tipos de productos.

¿A que se deben los precios del vino?

La elaboración de un vino comprende una gran cantidad de complejos procesos, por lo que determinar el precio de un vino, es necesario tener distintos aspectos en consideración.

  • Costes de producción: Los costes de producción son los principales costes asociados al precio del vino. En estos tendremos en cuenta el precio de la materia prima, la cantidad de especialistas que hayan trabajado, costes de elaboración, etc. Estos costes pueden variar en función de la cantidad de factores externos que intervengan en la producción.
  • Denominación de Origen: La denominación de origen es una garantía de calidad y seguridad. Por ello, dependiendo de la denominación de origen, el precio de los vinos puede variar considerablemente.
  • Marca: Si hay dos vinos hechos con la misma uva, del mismo lugar, siguiendo los mismos procesos de elaboración, ¿Porqué tienen precios distintos? La razón es sencilla. La marca hace la diferencia. Una marca puede invertir mayor cantidad en marketing y promoción, puede añadir tradición, exclusividad, popularidad, que son factores que siempre suman a la hora de formar el precio de un buen vino.
  • La antigüedad: La antigüedad del vino siempre ha sido considerada como un factor clave para la calidad de un vino. Sin embargo, a menudo, es más una cuestión de gustos.

¿Son justificables los precios desorbitados de algunos vinos?

No creemos que sea posible responder a esta pregunta con un simple sí o no. Si bien, es posible que los costes de un vino sean muy inferiores que los precios a los que se está vendiendo, pero siempre habrá vinos que marquen la diferencia. Esto no quita que no podamos encontrarnos con vinos de muy alta calidad a precios relativamente bajos. Sin embargo, muchas veces, se paga la exclusividad, la tradición o el origen de un vino más que su calidad. No siempre más precio significa mayor calidad, sino que puede ser traducido a otros factores igual o más importantes. 

Esperemos que hayan encontrado interesante esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *